dissabte, 14 de novembre de 2009

Hace poco descubrí estas palabras certeras de Mario Bunge, con las que me identifico: “Hay que odiar una idea, no sólo comprenderla, para combatirla con vigor y eficacia”. Exacto: odiarla para que ni una sola micra de odio salpique al hombre.

Arcadi Espada

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada